Rosamund Pike, una Gown Girl para Vanity Fair



Desde que la vi en An Education (2009) junto a Carey Mulligan me enamoré de esta rubia, elegante, tez fina y una mirada de seguridad que me fascina. Su personaje, una chica enamorada de un asaltante y quien disfruta de la vida y hace la vista gorda ante la labor de este encandila al personaje de Carey quien es una estudiante y ante el glamour que se le presenta decide unírseles en aquel círculo vicioso, luego vino Made in Dagenham (2010), un film en el que junto con Sally Hawkins (mi otra nueva actriz favorita, tengo pendiente Blue Jasmin) se habla de una huelga en Inglaterra en la que las mujeres trabajadoras de la fábrica de Ford exigen que se les pague igual que a los hombres. Alli, el papel de Pike, era el de la esposa de uno de los representantes de Ford en el sitio, ella graduada de Oxford, se sentía menospreciada, tan sólo se dedicaba a ser la perfecta ama de casa y cuando frente al jefe de su marido dice que en Ford hacen las cosas mal, éste le pide que les sirva quesos y vino. Ante ello, decide ayudar a la activista principal de la huelga instándola a que luche por lo que quiere, cuando ella, una graduada no puede con ello.

Inglaterra, y de nuevo ese aire elegante de los 50´s, antes en An Education fueron los 60´s y con cada papel se ve alucinante, por lo que cuando supe que sería Amy en el interesante thriller Gone Girl me dije que tenía que leer la novela cuanto antes. Ya le tenía ganas, y es que el excelente trabajo de Fincher tras la Chica del dragón tatuado me gustó mucho. Aprovechando que trabajo en una librería, me hice con el libro para leer en tan sólo unos días. La novela buenísima, su personaje... tremendo. Para quienes vieron la película, y no leyeron el libro, se me hace curioso que lleguen a la conclusión de que ella estaba loca, cuando en realidad no es que lo estuviera, sino que diferentes traumas alrededor de su vida la motivaron, todo tenía una justificación.

Pero bueno, esta entrada no es sólo para hablar de las razones del por qué su actitud en la película, sino para mostrarles las hermosas fotografías que realizó Mario Testino, para Vanity Fair febrero 2015.

Rosamund es la chica de portada, y haciendo alusión a la película que la ha llevado a la fama y más reconocimiento, se le reconoce como toda una Gown Girl, y es que los vestidos, todos de Alta Costura son realmente hermosos.


Entre Chanel, Dior, Giambattista y Schiaparelli entre otros, se mueve Pike quien se perfila como la nueva chica It del 2015, por su primera nominación a un Oscar, ¡esperemos lo gane!






Comentarios

Entradas populares