Lunes de Leibovitz: Los viajes de Louis Vuitton


Hay una historia detrás, siempre hay una, y lo que hace Annie Leibovitz con Louis Vuitton es contar aquellas que tienen gran significado para nosotros, aquellas que tienen la cotidianidad impregnada añadiéndole un plus a lo Louis Vuitton. Catherine Denueve, espera el tren para ir a casa, sentada sobre los míticos baúles sometimes, home is just a feeling, porque más allá de toda esa espera con Louis Vuitton uno ya está en casa...


El tenista André Agassi, acompañado de su esposa, toman un vuelo con destino desconocido. Porque no importa hacia donde sea el viaje, ya que el sólo el trayecto que los llevó a conocerse es grandioso. Donde sea que se encuentren, no importa el lugar, sus pertenencias llegan a salvo, LV siempre presente, acompañándoles y uniéndose a esa travesía llamada amor.

En una pradera, Francis se sienta a leer un guión, no está seguro de si lo filmará pero con toda la calma del mundo, rodeados de un magnífico y sublime atardecer en Argentina, está dispuesto a contarle a su hija Sofía los pormenores de la historia. Ella, por su parte, se acomoda entre la hierba, disfruta sentirla en su cuerpo y mira a su padre, con todo ese amor que siente hacia la persona que le inspiró a dedicarse en lo que más cree... Este es otro viaje, y Louis Vuitton, les ayuda a salvaguardar esas piezas de papel que se incrustarán en la memoria y se volverán los nuevos recuerdos tanto de Francis, Sofía y los miles de espectadores del mundo entero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El estilo de Zandra Pruneda, entre barajas de lotería y alebrijes

DANCING

May the 4ourth be with you: El vestuario de la Reina Amidala